Crucero para uno

 Aaron Rux no es sólo un chico italoamericano que compone bandas sonoras. También tiene un trastero lleno de sintetizadores y fotos sobreexpuestas donde graba canciones, y un barquito fabricado con chatarra espacial en el que organiza conciertos en alta mar. Suena melancólico, descamisado, asombrosamente divertido, sucio y la vez limpio, como la ceniza, y su baile para el videoclip de Orphan Girl (ver unos centímetros más abajo) es lo más sensual del verano.


 Mientras esperamos a que saque disco, Aaron estrena su proyecto este viernes en la sala Ocho y Medio, teloneando y acompañando a Joe Crepúsculo. Lorena Iglesias pondrá voz y show a sus fantasías. Puedes comprar aquí las entradas. Sería impensable no ir. Como sería impensable no ver ya de paso este clip de A fuego, del nuevo disco de Crepus.