El año del dragón

Aparecí en una extraña habitación blanca.

 «¿Qué echarán en la TV?», inquirí.

«¡Nada!», exclamé, eufórico.

 Mientras tanto, los chicos del Canódromo Abandonado se dedicaban a montar su primer largo y a entrevistar a una serie de individuos con su personalísimo sentido del humor. Todo indicaba que 2013 iba a ser un buen año. Un jodidamente buen año en el mejor de los mundos.

La tumba de Brandon Lee: Especial verano

 
La tumba de Brandon Lee: Martín

 La tumba de Brandon Lee: Cuando sale el clown

 La tumba de Brandon Lee: Alejandro