La semilla del ahorro

 La pala del lenguaje no-verbal me ayudó a desenterrar un recuerdo. Lo tenía aquí dentro, sin saberlo, sepultado bajo unos papeles. Un episodio relacionado con el ahorrar que me ha estado guiando durante toda mi vida de adulto.

 Gracias a mi mujer por desbloquear este recuerdo y al equipo de Canódromo Abandonado por contar mi experiencia en un vídeo.


 Por cierto, no te equivoques, cariño: el recuerdo no estaba reprimido, no pasó nada malo. Simplemente estaba en stand-by, como un paquete que tardas muchos años en ir a recoger. Ni siquiera sabías que tenías que ir a por él: era un premio de un concurso promocional en el que nunca pediste participar.

2 comentarios:

  1. He visto con detenimiento las imágenes de su padre, y barajo otras hipótesis:
    - que estuviera redondeando un moco
    - que esa yema del dedo fuera su punto G
    - que tuviera una prótesis digital nueva y estuviera probando su movilidad.

    Cualquiera de estas tres hipótesis tiene, sobre su caracter adulto, consecuencias que no me animo a conjeturar.

    ResponderEliminar