Adultos musicales #1: "Tengo sida en el pelo"



 Canciones de siempre, texturas submarinas y enfermedades peinables en el nuevo espacio de Canódromo Abandonado. Hoy, con chuchería papal gratis:

El Antipapa

 El Papa acude a todas sus apariciones públicas con una especie de sidekick perverso, un enano deslenguado y deforme que se sienta en su regazo y dice cosas que él jamás diría ni piensa necesariamente, un síndrome de Tourette encarnado. Tienen esa dinámica repelente entre ventrílocuo y muñeco en que uno dice algo censurable y el otro se lo recrimina con un meneo de cabeza indulgente, ¡incorregible enano! Por ejemplo, el Papa está diciendo algo sobre el diálogo interreligioso, y el enano lo interrumpe con una coña sacrílega ("¡Jesús tenía aparato digestivo! ¡Jesús se tiraba pedos!"). De esta forma el santo padre pretende escenificar el eterno pulso sudado entre el bien, y el mal inherente al bien. Horrorizados, muchos seguidores se convencen de que todo es una alucinación inducida por el demonio; ninguno lo comenta con los demás por miedo a parecer loco, pero todos empiezan a ir a misa más a menudo. ¡Era exactamente lo que se proponía el sumo pontífice! ¡Buen trabajo!

 ¡Ah! El enano fuma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario